Inicio Ginecoestética El azafrán, aliado contra los síntomas de la menopausia

El azafrán, aliado contra los síntomas de la menopausia

azafrán

La Dra. Isabel Viña Bas, especializada en Endocrinología y Nutrición, además de divulgadora científica, autora del podcast “Tus amigas las hormonas”, explica que el azafrán, una especia de color rojo oscuro, es extraída de la planta Crocus sativus L. Una planta que no crece en estado salvaje, sino que se cultiva y se recolecta a mano. Se necesitan 150.000 flores de azafrán para obtener sólo 1 kg de azafrán seco, de ahí que sea la especia más cara del mundo. Se vende entre 30 y 40 euros el gramo y, por ello, su apodo de oro rojo. La parte de la planta utilizada para el azafrán es el estigma seco de color rojo (interior de la flor), que tiene un olor aromático bastante fuerte y un sabor muy amargo.

Propiedades

Además de especia es un suplemento con propiedades beneficiosas para nuestra salud cuándo se ingiere como suplemento. Sus principios activos son los antocianósidos, unos pigmentos entre los que destacan la crocina y la picrocrocina. Sus propiedades afectan positiva y principalmente al sistema nervioso y están indicados, sobre todo, para controlar el apetito de manera natural y reducir el antojo de alimentos dulces y, además, para aliviar los síntomas de la peri/menopausia como: sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad nerviosismo, cambios de humor y sequedad en la piel y mucosas.

Beneficios

– Mejora de manera natural la producción de serotonina, neurotransmisor clave en el mantenimiento del adecuado estado de ánimo, relajación y bienestar

– Alivia el dolor muscular.

– Tiene una acción antidegenerativa y neuroprotectora, que protege especialmente el cerebro del envejecimiento.

– También tiene propiedades afrodisíacas, es decir, mejora la líbido.

– Puede reducir el apetito, especialmente útil en el control de los impulsos de comer alimentos dulces y altamente palatables.

– Poder antioxidante, por tanto, mantiene a raya a los radicales libres para evitar la oxidación celular y, por tanto, un envejecimiento prematuro de la piel.

– Promueve la mejora del sueño y del estrés.

– Ayuda a drenar el hígado ya que provoca una secreción de bilis, favoreciendo una buena digestión, gracias a sus propiedades drenantes.