Inicio Ginecoestética Contra la vaginitis alérgica

Contra la vaginitis alérgica

Vaginitis alérgica

Vaginitis alérgica y color de la ropa interior, ¿están relacionadas? Muchos expertos advierten que este color podría ser un inconveniente para la salud vaginal, ya que la exposición a los productos químicos es mayor en la ropa de tonos oscuros que en las prendas blancas o de colores claros. Por eso, los tintes utilizados para teñir la ropa interior oscura pueden irritar la vulva y provocar alergias o picazón.

Además, este riesgo aumenta si las prendas son sintéticas, como la licra, el poliéster o la seda artificial, que son poco transpirables y pueden promover la proliferación de hongos, infecciones, erupciones o inflamación.

La inflamación vulvar no tiene por qué ser siempre de carácter infeccioso, sino que puede tener un origen alérgico. La vaginitis alérgica o irritativa puede producirse por el uso de algunos tejidos de la ropa interior, látex de los preservativos, compresas, salva-slips, determinados cosméticos o detergentes para lavar las prendas que están en contacto con el cuerpo. El tratamiento más eficaz empieza por identificar el alérgeno y evitar su uso, porque la zona íntima es especialmente sensible, ya que “la vagina es una mucosa que no está protegida por piel (salvo la parte externa) y las mucosas están mucho más expuestas y son más vulnerables a las infecciones”, como afirma la Dra. Belén Gómez, ginecóloga del Hospital Infanta Leonor y colaboradora habitual de la empresa Chilly. Lo ideal es utilizar ropa interior blanca y de algodón, pero no quiere decir que en alguna ocasión no se puedan usar otros colores.

Para evitar este tipo de vaginitis y cualquier otro, también es imprescindible utilizar siempre un gel específico para la zona íntima con un pH indicado para dicha área y para las características de la piel de la mujer.