Inicio Ginecoestética Láser y radiofrecuencia para la salud genital

Láser y radiofrecuencia para la salud genital

Radiofrecuencia

El láser, principalmente el láser de CO2, el láser de Erbio, y la radiofrecuencia son tecnologías muy utilizadas en la especialidad de Ginecología para tratar las zonas íntimas de la mujer.

Este tratamiento de la zona genital femenina tiene finalidad médica y estética. Su principal objetivo, en ambos casos, es mejorar la calidad de la vida funcional y sexual de nuestras pacientes, así como su estética (rejuvenecimiento vaginal).

Estas dos tecnologías han recibido una fuerte demanda en los últimos años por parte de mujeres de entre 30 y 70 años (mujeres jóvenes y mujeres en la pre y post menopausia). De forma natural, a partir de los 30 años, los genitales femeninos empiezan a sufrir ciertos cambios físicos que continúan con cambios asociados a la falta de hormonas en la menopausia. Además, después de los embarazos y partos, también se producen cambios que pueden afectar la vida funcional y sexual de las mujeres, explica la Dra. Adriana Ribé.

Aplicaciones

El tratamiento con láser CO2 y radiofrecuencia permite tratar las siguientes zonas de los genitales femeninos:

– En la vulva se tratan los labios mayores y menores.

– En la vagina se tratan la mucosa vaginal y sus paredes.

– La uretra.

El láser CO2 y radiofrecuencia se aplica en diferentes condiciones ginecológicas como:

– Incontinencia urinaria (tras partos múltiples o distócicos, por ejercicio intenso con relajación del suelo pélvico).

– Hiperlaxitud vaginal (tras partos o por cambios asociados a la edad).

– Sequedad y atrofia vaginal menopaúsica.

– Rejuvenecimiento vaginal (relajación vaginal, falta de lubricación vaginal y labios más grandes y extensos de lo normal).

– Melanosis vulvar.

El tratamiento de estas patologías con el láser y radiofrecuencia genital supone un avance y una mejora frente a las técnicas tradicionales (ejercicios y cirugía).

Procedimiento

El tratamiento genital con láser se realiza sin anestesia y sin postoperatorio domiciliario. Se realizan sesiones de láser genital espaciadas un mes que duran aproximadamente 20 minutos.

El láser genital es un láser de CO2 fraccionado que produce una contracción de la mucosa vaginal y/o uretra inmediata. Gracias a su efecto de bioestimulación sobre la mucosa y el corion subepitelial genera nuevo colágeno con una pared más contraída y una mucosa con más capas de células y con más glicógeno en su interior, es decir, una mucosa más sana y renovada.

Antes de someterse al tratamiento con láser genital se recomienda una visita con exploración física ginecológica y citología cérvico-vaginal.