Inicio Cirugía plástica En España, 17.000 niñas están en riesgo de sufrir mutilación genital

En España, 17.000 niñas están en riesgo de sufrir mutilación genital

mutilación genital

La práctica de la mutilación genital femenina tiene terribles consecuencias para la salud de las niñas y mujeres que la sufren y cada año afecta a 4 millones de niñas más, en España unas 17.000 están en riesgo. Habitualmente se practica con cristales, cuchillos, hojas de afeitar, entre otros y sin medidas higiénicas o anestesia. Las complicaciones inmediatas más habituales son la muerte por shock neurogénico (producido por el dolor), hemorragia, tétanos o sepsis. En los días siguientes, a parte del dolor intenso, aparece retención de orina, llagas abiertas en la región genital, lesiones graves de los tejidos genitales.

Cuando estas niñas se hacen mujeres, el dolor sigue persistiendo a lo largo de su vida, no sólo al tener relaciones sexuales, sino en el día a día. Pero, además, pueden aparecer infecciones de orina y vesicales recurrentes, quistes, esterilidad y graves complicaciones durante el parto. A todo ello hay que sumar la falta de placer sexual y las dificultades emocionales que conlleva esta práctica en todas y cada una de las mujeres afectadas por la ablación.

El empoderamiento de las mujeres que han sido sometidas a la mutilación es prioritario para que puedan levantar su voz contra esta práctica tanto aquí como en sus países de origen. Otro pilar fundamental es la formación y la sensibilización del personal sanitario.

Nueva herramienta

La Fundación Dr. Ivan Mañero ha presentado una plataforma web: www.mutilacióngenitalfemenina.com destinada a difundir y concienciar sobre este problema. La iniciativa tiene como objetivo combatir esta práctica que afecta a millones de mujeres en el mundo, pero sobre todo ofrecer a las mujeres víctimas de esta práctica aberrante una vía anónima para conocer la cirugía reparadora y acceder a ella de manera gratuita. Desde 2015, que nació el proyecto de reconstruir a mujeres víctimas de mutilación, hemos atendido a más de 250 mujeres que se habían planteado la cirugía reparadora, sin embargo, poco más de un 10% acaba operándose. Hablando con ellas y con algunas asociaciones nos dimos cuenta que había dos problemas por los cuales las mujeres no accedían a la cirugía reparadora. El primero, era la presión social de su entorno tanto aquí como en sus países de origen. El segundo, es que muchas de ellas ni siquiera saben que existe este tipo de cirugía que puede mejorar radicalmente su calidad de vida”, explicó Ruth Mañero, directora de la Fundación.