Inicio Ginecoestética ¿Aumentan los dolores menstruales en invierno?

¿Aumentan los dolores menstruales en invierno?

invierno

Para explicar este fenómeno, los especialistas debaten y arrojan algunas hipótesis. Mientras algunos señalan la posibilidad de un sesgo cognitivo inducido por la depresión estacional, otros apuntan la probabilidad de una contracción de los vasos sanguíneos favorecida por el invierno. Ya en 2010, un estudio realizado en Rusia y publicado en la revista Gynecological Endocrinology: (abstract referencia) apuntaba esta conclusión: los cambios estacionales pueden alterar el mantenimiento del ciclo menstrual. Asegura que la baja exposición al sol afecta la producción de hormonas. Esto puede provocar niveles reducidos de producción de FSH, lo que provoca una ovulación menos regular y un aumento de la duración del ciclo. De hecho, una deficiencia de vitamina D (de la cual la luz solar es una fuente) puede provocar una falta de dopamina, también conocida como la “hormona de la felicidad”.

Los días más cortos y oscuros, el mayor sedentarismo invernal y una alimentación desequilibrada (como sabemos, en invierno nos atrae más la comida reconfortante) también pueden dar lugar a depresión estacional y acentuar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM). Lo cual puede conducir a un estado de ánimo más bajo y a un empeoramiento de la percepción del dolor. Esto hace esencial la suplementación avanzada para contrarrestar estos síntomas y mantener la función tiroidea en equilibrio.

Frío, un vasoconstrictor para amplificar el dolor menstrual

Los cólicos menstruales son el resultado de la contracción del músculo uterino para eliminar el revestimiento, somos menos conscientes de que los vasos sanguíneos tienden a contraerse más cuando hace más frío, explican los especialistas del laboratorio IVB Wellness Lab. Por eso, el corazón tiene que trabajar más para hacer circular la sangre por todo el cuerpo. Esta vasoconstricción puede manifestarse mediante castañeteo de dientes, escalofríos, pero también a través de los dolores menstruales. Al mismo tiempo, aumenta la resistencia o fuerza del flujo sanguíneo y, en consecuencia, aumenta la presión arterial. Contra estos dolores menstruales invernales, la mejor opción es incluir un suplemento para contrarrestar sus síntomas.