Inicio Ginecoestética ¿Alimentación y síntomas de endometriosis?

¿Alimentación y síntomas de endometriosis?

síntomas de endometriosis

El nutricionista Joe Travers explica las claves sobre cómo la alimentación puede ayudar a aliviar los síntomas de endometriosis, una enfermedad que sufre una de cada diez mujeres en todo el mundo y que de media tarda hasta 8 años en ser diagnosticada.

Una enfermedad inflamatoria

La inflamación es la respuesta natural del organismo a una lesión o infección. Sin embargo, cuando se vuelve crónica, puede contribuir a una serie de problemas de salud. Las enfermedades inflamatorias como la endometriosis pueden ser mucho más llevaderas si seguimos una dieta sana, por lo que a las mujeres que sufren esta enfermedad se les recomiendan principalmente alimentos antiinflamatorios.

Si bien para muchas mujeres, la menstruación va acompañada de síntomas molestos como calambres, hinchazón y cambios de humor; para quienes sufren endometriosis, estos síntomas pueden ser realmente dolorosos e incluso en algunos casos, incapacitantes. Aunque los medicamentos sin receta pueden proporcionar un alivio temporal, adoptar una dieta sana puede ofrecer beneficios a más largo plazo para controlar el dolor menstrual.

Alimentos que se deberían incluir en la dieta para ayudar a reducir el dolor menstrual y la inflamación:

Jengibre: sus propiedades antiinflamatorias combaten el dolor y la inflamación del cuerpo.

Pescado graso: rico en ácidos grasos omega-3, que tienen efectos antiinflamatorios y pueden, por tanto, contribuir a rebajar el dolor menstrual.

Chocolate negro: contiene flavonoides, además de sus efectos antiinflamatorios, pueden mejorar el estado de ánimo.

Verduras de hoja verde: ricas en hierro, que ayuda a reducir la fatiga y mejorar los niveles de energía.

Plátanos: ricos en potasio, que puede ayudar a reducir la retención de líquidos y la hinchazón durante la menstruación. El potasio también ayuda a regular las contracciones musculares, reduciendo los calambres y el dolor durante la menstruación.

Frutos secos y semillas: repletos de magnesio, que te dan fuerzas para combatir los calambres y los cambios de humor.

Seguir una dieta rica en proteínas vegetales como las alubias y las lentejas; verduras y frutas; cereales integrales y grasas buenas, puede reducir la inflamación que acompaña a la endometriosis. La fibra y los fitonutrientes de las plantas ayudan a las bacterias beneficiosas del intestino, que a su vez indican a nuestro sistema inmunitario que calme los procesos inflamatorios, afirma el especialista en nutrición, colaborador de la empresa Intimina.