Inicio Ginecoestética El 90% de los españoles no acude a terapia sexual

El 90% de los españoles no acude a terapia sexual

terapia sexual

El 90% de los españoles no acude a terapia sexual dirigidas por un psico-sexólogo si tiene algún problema de índole sexual personal o en pareja, según se destaca en el XI Barómetro de Control.

Según los datos del mismo trabajo, las dificultades de índole sexual más comunes entre las mujeres son la dificultad de llegar al orgasmo (69%) y la dificultad de lubricación (17%); mientras que, en el caso de los hombres, encontramos disfunción eréctil y eyaculación precoz. Casi el 60% de los hombres ha experimentado alguna vez eyaculación precoz, no existiendo diferencias generacionales para esta dificultad (también la experimentan el 59% de los jóvenes de entre 18 y 26 años), y solo 1 de cada 10 españoles afirman haber acudido a un especialista para tratarlo.

La escasez de educación sexual junto con la ausencia de conversaciones abiertas sobre sexualidad, deja a las personas sin las herramientas necesarias para enfrentar de manera adecuada una dificultad sexual y tomar la decisión de acudir a un profesional cuando es necesario. Además, esta situación se complica todavía más estando en pareja, ya que la falta de comunicación y la incapacidad para abordar abiertamente este tipo de problemas puede generar problemas en la relación. “Es muy importante la comunicación y la confianza en la pareja. También durante las relaciones sexuales, puesto que para que el sexo fluya resulta fundamental sentirte plenamente relajado/a con la otra persona y no pensar que tienes que esconder algo de ti”- afirma Lara Castro–Grañén, psicóloga-sexóloga de PlacerConSentido.

Existe un desconocimiento generalizado sobre la existencia de figuras como los psico-sexólogos, expertos que pueden ayudar a trabajar tanto emociones como bienestar sexual. Un desconocimiento, que puede llevar a los individuos a buscar soluciones alternativas o simplemente a ignorar sus problemas, esperando que desaparezcan por sí solos. Prácticas de riesgo para el bienestar individual y de la pareja teniendo en cuenta que el 44% de los españoles afirma que un problema de índole emocional ha afectado de forma directa en sus relaciones sexuales.