Inicio Ginecoestética Rejuvenecimiento vaginal para mejorar la calidad de vida

Rejuvenecimiento vaginal para mejorar la calidad de vida

Rejuvenecimiento vaginal

Los verdaderos tratamientos de rejuvenecimiento vaginal suelen utilizarse para tratar problemas menores asociados con el parto o cambios hormonales relacionados con la edad. Pueden considerarse una opción para aquellas personas en las que los tratamientos habituales no han resultado eficaces o para aquellas que buscan un tratamiento más duradero y menos complejo, afirma la Dra. Susanna Unsworth, ginecóloga.

Cuando se habla de rejuvenecimiento vaginal se hace referencia a tratamientos utilizados para corregir o mejorar problemas en los tejidos vaginales. En general, se refiere a los destinados a mejorar la función sexual, pero también puede utilizarse para solucionar problemas como un pequeño prolapso o incontinencia urinaria, sin ser considerado un procedimiento quirúrgico reconstructivo o ginecológico complejo.

El objetivo de la mayoría de estos tratamientos es mejorar la función y la satisfacción sexual. Los tratamientos como la vaginoplastia o los láseres vaginales reducen la laxitud vaginal y aumentan la producción de secreciones naturales, haciendo que las relaciones sexuales sean más cómodas y placenteras.

Sin embargo, explica la ginecóloga colaboradora de la empresa Intimina, también es necesario destacar que este tipo de tratamientos conllevan una serie de riesgos y deben estar siempre supervisados por especialistas. La vaginoplastia es un procedimiento quirúrgico y entraña una serie de riesgos, como infección o hemorragia. También es posible que, tras el tratamiento, las relaciones sexuales sean dolorosas e incluso se pierda sensibilidad.

Importancia del suelo pélvico

Es importante recalcar que todavía no se han realizado estudios de alta calidad a largo plazo para este tipo de tratamientos, aunque sí se ha demostrado que el entrenamiento del suelo pélvico mejora la distancia entre los dos lados de la musculatura. Una combinación de este entrenamiento con otro que estabilice el transverso abdominal, puede reducir el hiato genital (anchura de la abertura vaginal de delante hacia atrás).

Para las que sufren problemas de suelo pélvico como incontinencia urinaria o prolapso vaginal, el mejor punto de partida, siempre, es consultar a un especialista.