Inicio Ginecoestética Ginecología funcional y regenerativa, una unidad multidisciplinar para la mujer

Ginecología funcional y regenerativa, una unidad multidisciplinar para la mujer

Tal y como describe el Dr. Alfonso Navarro, ginecólogo del Hospital Quirónsalud Sur Alcorcón: “entre su cartera de servicios se cuenta con un equipo de ginecología funcional y regenerativa que se configura como una unidad multidisciplinar para dar solución a un creciente número de afecciones y cambios orgánicos y funcionales, uniendo conocimientos de ginecología, tecnología láser y medicina regenerativa.

Las técnicas y tratamientos que aplicadas están dirigidas tanto a mujeres en la pre y post menopausia, así como a mujeres en la edad reproductiva y post parto. En cada una de estas etapas, con patologías propias, la tecnología láser ayuda a recuperar la función, estructura y vitalidad de los órganos genitales».

Además, añade el experto que, “la cirugía ginecológica, enfocada a la reconstrucción vaginal asistida con láser, ayuda a intervenir de forma rápida y mínimamente invasiva diversas patologías que pueden producirse en la mujer tras el parto, reduciendo el dolor y el tiempo necesario de recuperación.

Este tipo de intervenciones dan solución a los problemas funcionales femeninos. Las consecuencias del parto en la mujer a mediano-largo plazo pueden ser varias, pudiendo ir desde las más severas, como la incontinencia urinaria – se estima que en España más de la mitad de las mujeres que han dado a luz de forma natural sufren a lo largo de su vida esta patología- o el prolapso genital, hasta más leves, como la amplitud vaginal sintomática – que provoca una disminución del placer sexual durante las relaciones – o los desgarros del periné, y si hablamos de mujeres en la post menopausia, la atrofia vaginal y el síndrome urogenital pueden afectar al 50% de las mismas disminuyendo su calidad de vida”.

El láser como «bisturí» en Ginecología

Para el doctor, “la metodología introduce el láser como herramienta de intervención para distintas patologías ginecológicas, de gran utilidad tanto dentro del quirófano, como en la consulta. El empleo del láser en la consulta permite a los ginecólogos realizar procedimientos ambulatorios sin cirugía para tratar casos como el tensado vaginal o algunos casos de corrección de incontinencia urinaria. Las ventajas del láser son muchas, ya que permite realizar un corte controlado más limpio y superficial con potencia regulable, aportando mayor seguridad en los trazos. La principal ventaja que aporta el láser para la especialidad es la rapidez de la intervención, ya sea en quirófano o directamente en la consulta», señala el Dr. Navarro.