Inicio Ginecoestética Cambios hormonales, menopausia y obesidad

Cambios hormonales, menopausia y obesidad

cambios hormonales

La menopausia es una etapa crucial en la vida de las mujeres, caracterizada por una serie de cambios hormonales que pueden tener un impacto significativo en el metabolismo y el peso corporal, aumentando el riesgo de problemas de salud como la obesidad o el síndrome metabólico.

Uno de los cambios hormonales más significativos durante la menopausia es la disminución de los niveles de estrógenos, una hormona que desempeña un papel importante en la regulación del metabolismo y la distribución de la grasa corporal. Además de los cambios hormonales, otros factores pueden contribuir al aumento de peso, como la disminución de la masa muscular debido al envejecimiento y a una disminución en la actividad física.

“La transición a la menopausia se asocia a un riesgo aumentado de complicaciones metabólicas, y junto a otros factores como el avance de la edad, provoca un aumento de la prevalencia de obesidad” explica la Dra. Alejandra Herrera, del departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Poniente de Almería, que ha impartido la ponencia “Menopausia y Metabolismo: ¿cómo enfrentar el desafío del peso desde la Ginecología?” organizada en el marco de la XXI edición de las Jornadas Nacionales HM Gabinete Velázquez.

Esta ponencia, ha abordado la relación que existe entre la menopausia, el aumento de peso y el metabolismo, y cómo se puede abordar desde la Ginecología. Los especialistas en esta área médica pueden ejercer un importante papel para promover cambios saludables en la dieta o indicar ejercicios físicos adecuados para prevenir la obesidad durante esta etapa.

La Dra. Herrera, como parte del grupo de terapias naturales de la Sociedad Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), ha querido destacar el papel de la fitoterapia a la hora de mitigar la sintomatología asociada. Algunos ingredientes naturales como los extractos de la cimicífuga o la melisa pueden ayudar a paliar síntomas leves a moderados, como los sofocos o las alteraciones del sueño.

Los suplementos o complementos alimenticios naturales pueden ayudar a las mujeres a lidiar con los cambios hormonales propios de esta etapa. Según señala la Dra. Herrera conviene seguir investigando sobre las propiedades beneficiosas que aportan los ingredientes naturales en “temas como el control de peso, donde los últimos estudios muestran que el extracto de mango africano ayuda a reducir el apetito aumentando la sensación de saciedad y contribuye a la pérdida de peso, y el extracto de naranja amarga contribuye al gasto energético y a la disminución del apetito”.