Inicio Ginecoestética Radiofrecuencia no ablativa para el rejuvenecimiento vaginal

Radiofrecuencia no ablativa para el rejuvenecimiento vaginal

Radiofrecuencia

Con la radiofrecuencia vaginal se puede recuperar el bienestar íntimo femenino sin necesidad de recurrir a la cirugía y se puede revertir el envejecimiento genital femenino en dos niveles: estético y funcional, explica Carina Ortuño, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico en la Clínica Inneo (Barcelona).

Es un procedimiento médico-estético tanto para mejorar la apariencia de los genitales como la funcionalidad de la vagina, lo que permite volver a disfrutar de relaciones sexuales satisfactorias y restaurar las alteraciones propias de los traumatismos obstétricos, edad, etc.

Indicado para todas las mujeres

De 20 a 35 años. Demandan más la estética genital de los labios vulvares (mayores y menores), ya sea por hipertrofia (alargados) o ptosicos (caídos) o del capuchón del clítoris. Sucede mucho en estas pacientes jóvenes por la práctica de deportes de alto impacto en la zona o porque morfológicamente se han desarrollado así.

De 35 hasta los 50 años. En este tramo de edad se preocupan por su estética genital que cambia tras los embarazos y partos y por cierto grado de hiperlaxitud vaginal tras ellos. Además de otros problemas asociados: incontinencia urinaria leve con los esfuerzos o disminución del placer durante las relaciones sexuales, dolor pélvico crónico, prolapso, cicatrices post quirúrgicas dolorosas perineales y, abdominales, fisuras anales, hemorroides…

De 50 años con menopausia o 55 o más años con postmenopausia. Se suelen solicitar terapias por dolor a la penetración del pene por atrofia urogenital por pérdida de estrógenos y colágeno (un 1% al año desde los 30 años), y se incrementa con el paso de los años. Por incontinencia urinaria o por sensación de picor vulvar y escozor que no mejora con tratamientos locales. La sequedad vaginal es otro problema que suele aparecer durante la menopausia, hasta en un 70% según la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia).

Radiofrecuencia con doble función

Degrada el colágeno antiguo, que pierde sus propiedades, dejando de cumplir su funcionalidad, para ello se necesita una temperatura alta, que ronda los 40 a 42oC.

Genera nuevo colágeno, estimulando la entrada de calcio a la célula, y consiguiendo así la producción de factores de crecimiento en los fibroblastos. Para conseguir este segundo mecanismo, igualmente se necesitan temperaturas altas. También produce ácido hialurónico y elastina.

La radiofrecuencia da solución a problemas que sólo, hasta la fecha, eran tratables con cirugía o de difícil evolución y supone una revolución importante en el tratamiento de numerosas patologías uroginecológicas.

Resultados

Con esta tecnología intracavitaria se obtienen resultados rápidos y eficaces. Permite fortalecer y encoger la mucosa vaginal para recuperar de forma inmediata el tono y la tensión de los tejidos, mejorando todos los síntomas derivados de la laxitud vaginal. La técnica de radiofrecuencia de la región vulvar mejora la apariencia de la zona íntima externa además de mejorar la función vaginal interna, el suelo pélvico y la vulva.

Es un procedimiento bien tolerado, indoloro, no invasivo y sin riesgos de infección. El tiempo de cada sesión es de entre 20 y 30 minutos y se pauta un ciclo de sesiones de cinco, que puede ser repetido según la gravedad de la patología consultada. No es molesto porque se aplica crema anestésica, que se deja actuar durante 15 minutos antes de realizar el tratamiento. Se puede hacer vida normal; sólo hay que evitar mantener relaciones sexuales hasta pasados 5-6 días después de la sesión.

– Información ofrecida por Capenergy Medical