Inicio Ginecoestética Cómo el ciclo menstrual afecta al sueño

Cómo el ciclo menstrual afecta al sueño

Sueño

Según explica la ginecóloga Marta Sánchez-Dehesa, los resultados de un estudio realizado por el Instituto Europeo del Sueño demuestran que las mujeres que sufren de síndrome premenstrual (SPM) o calambres dolorosos tienen un sueño de peor calidad.

Niveles hormonales

Justo antes de la menstruación, los niveles de progesterona deberían estabilizarse en el cuerpo, lo que lleva a niveles bajos de progesterona y estrógenos que circulan en el cuerpo. La progesterona aumenta después de la ovulación y, aunque puede provocar un aumento de la ansiedad, en realidad funciona para preparar el cuerpo para el embarazo. Lo hace ayudándole a conciliar el sueño y permanecer dormido. En las mujeres con síntomas elevados del síndrome premenstrual, estos niveles de progesterona son notablemente más bajos antes de la menstruación, lo que provoca un aumento de los problemas para dormir.

El 30% de las mujeres dijeron que experimentaron problemas para dormir durante la menstruación. La disminución de la calidad del sueño puede hacer que se sienta más somnolienta durante el día. Esta disminución del sueño puede afectar naturalmente a los niveles de concentración, el estado de ánimo, las relaciones y los niveles de energía cuando se trata de realizar las tareas diarias. La calidad del sueño también podría empeorar los primeros días del ciclo debido a los calambres, dolores de cabeza, problemas digestivos y otras molestias corporales que se presentan durante los primeros días del período.

La fase folicular ocurre desde el primer día del período hasta la ovulación. En las mujeres que experimentan un ciclo normal, este proceso se lleva a cabo en el transcurso de unos 14 días.

Al comienzo del ciclo (marcado por el primer día del período), los niveles de estrógenos y progesterona son más bajos que en cualquier otro punto del ciclo. Como se señaló anteriormente, las mujeres tienden a padecer una disminución de la calidad del sueño los primeros días de la menstruación. Inmediatamente después del período, se puede experimentar algunas noches “normales” de sueño, de acuerdo con la definición de normal, aclara la doctora. Esto se debe a que es más probable que el cuerpo responda a la secreción de melatonina, una hormona del sueño, durante esta fase del ciclo.

Esta “normalidad” no dura mucho porque después del término de la menstruación, los niveles de estrógenos comienzan a aumentar de manera constante hasta la ovulación.