Inicio Ginecoestética Regeneración vaginal con láser

Regeneración vaginal con láser

regeneración vaginal con láser

La regeneración vaginal con láser sirve para mejorar la calidad de vida de pacientes que presentan problemas funcionales vaginales, explica la Dra. Gloria Rodea, ginecóloga de Instituto Médico Láser (IML). Este tratamiento ha ido aumentando en demanda, conforme la esperanza de vida de las mujeres ha ido creciendo y, con ella, el deseo de disfrutar todo ese tiempo de una calidad de vida en pareja y personal lo más alta posible.

Se pueden distinguir los objetivos del tratamiento de recuperación funcional en dos áreas, compatibles entre sí:

– Objetivos funcionales, en pacientes con problemas de incontinencia, por ejemplo.

– Objetivos funcionales relacionados con una mejor calidad de las relaciones sexuales.

En la mayoría de los casos se dan las siguientes situaciones:

– Cambios en la cavidad vaginal derivados del proceso del parto. Es normal perder la elasticidad y la capacidad de tensión. Incluso algunas pacientes se quedan parcialmente dilatadas tras pasar el bebé por el canal vaginal. Como consecuencia, muchas mujeres sufren reducción de sensibilidad en sus relaciones sexuales por hiperlaxitud vaginal. Esta hiperlaxitud vaginal también puede afectar al disfrute del varón.

– Etapas como la menopausia pueden motivar un descenso de estrógenos, que afecta a las paredes vaginales en un adelgazamiento, inflamación de la zona, sequedad, etc. Este estado también afecta a las relaciones de pareja.

– Incontinencia urinaria, motivada por distintos factores, que al mínimo esfuerzo (toser, hacer ejercicio) provoca pérdidas de orina.

Láser de CO2

El tratamiento se aplica con un láser computerizado, con el que se remodela la mucosa vaginal y el aspecto exterior de la vulva. Es un láser de CO2 fraccionado que provoca un efecto térmico con el que estimulamos la producción de colágeno en las células y los tejidos de la vagina.

Se consiguen varios efectos:

– Reducir diámetro de la vagina.

– Reconstituir ph vaginal.

– Recuperar tono y lubricación de la vagina.

– Recuperar el control de la fuerza en la vagina.

– Recolocar la uretra y así evitar pérdidas de orina.

Resultados

Este tratamiento es cada vez más demandado, por los resultados efectivos y naturales que se consiguen con él. Además, es indoloro, que se realiza de una forma ambulatoria. En dos/tres sesiones de entre 5 y 15 minutos puede desarrollarse, sin hospitalización y sin postoperatorio.

La paciente retoma su actividad diaria de forma inmediata al terminar y en muy poco tiempo comienza a notar los resultados y su mayor ventaja es que las pacientes mejoran la calidad de vida de forma general, porque se consiguen varios objetivos al mismo tiempo, tales como eliminar la incontinencia urinaria y mejorar las relaciones sexuales con su pareja.